Entregando el alma…

Danzar no es levantarse sin esfuerzo como una mota de polvo en el viento. Danzar es alzarse sobre ambos mundos, haciéndose pedazos el corazón, y entregando el alma. Danza donde puedas partirte en pedazos y abandonar totalmente tus pasiones mundanas. Los hombres de verdad danzan y giran en el campo de batalla, danzan en suSigue leyendo “Entregando el alma…”