La historia de mis caderas

Las caderas siempre me han llamado la atención. Todavía recuerdo cuando salíamos a bailar en los primeros años de la adolescencia, cómo me sentía ¨inconscientemente restringida¨, no debía mover mis caderas demasiado porque si no podríamos llamar la atención de los chicos de atrás en el bar. Algo parecido ocurría con mis brazos: me dabaSigue leyendo “La historia de mis caderas”