Cuerpo, ambición y poder

Napoleon Bonaparte, bajito inseguro de ambición desmesurada?
Napoleon Bonaparte, bajito inseguro de ambición desmesurada?

¿Qué relación existe entre la pérdida de contacto con el propio cuerpo y sus sensaciones y la necesidad de poder?

La persona con un carácter psicopático (que es la persona que ha perdido el contacto con su cuerpo y sus emociones, n.d.r.) se caracteriza por un profundo impulso hacia el poder. Con frecuencia se ve abierta y claramente; pero en muchos casos esta tendencia está completamente disfrazada detrás de una fachada de justicia, rectitud, moral, respetabilidad, etc. No hay que olvidar que la persona de carácter psicopático es un gran comediante, que puede dar a entender lo que quiere y sabe cómo hacerlo con arte y delicadeza, con cariño y comunicándolo de forma eficaz.

“El hecho de alimentar este impulso para conseguir más y más poder sobre los demás”, escribe el psiquiatra de California Renato Mónaco, “revela una sensación subyacente de impotencia y debilidad.”

Para no experimentar más el horror le provocó en la infancia esta debilidad e impotencia, la persona de carácter psicopático trata de acceder al poder en todos los sentidos.

Puede obtenerlo mediante el desarrollo de una estructura corporal que expresa fuerza, un cuerpo atlético, de “Superman”, que inconscientemente, inspira temor a los demás.

También puede obtener el poder en la dirección opuesta, mostrándose pequeño y débil, al igual que lo hace, a menudo, el niño para ganar poder sobre los padres protectores.

Si la persona de carácter psicopático ha desarrollado tendencias intelectuales, puede llegar al poder mostrándose intelectualmente superior a todos, y siempre mejor informada que el resto. 
Puede acceder al poder inspirando confianza en los demás, para luego usar a su favor las confidencias de la persona que cometió la ligereza de abrirse y contarle sus debilidades.

Puede alcanzar el poder mediante la intimidación y abuso de los demás. Puede obtener el poder mediante la manipulación.

Pueden ganar poder a través de la seducción y exhibiéndose en el papel de amante perfecto para su pareja, como el único que sabe cómo satisfacer tan bien sexualmente. De este modo, adquiere el poder sexual o la dependencia sexual del compañero que luego explota, pero que no ama.

E. Zucconi – Mazzini
Análisis bioenergética del carácter psicopático

Extraído de: Body thinking

La ambición de poder es una mala hierba que solo crece en el solar abandonado de una mente vacía.
Ayn Rand