Retoques y recortamientos mutuos

“Una pareja se conocen y se enamoran y durante unos meses son como dos aves extendiendo sus alas en el cielo, deleitándonos con su vuelo como si se tratara de un espectáculo de danza.

Al cabo de un tiempo, uno de ellos le dice al otro: ¿Sabes? He estado observándote y me doy cuenta de que tus alas son un poquito demasiado largas y están algo en desproporción con el resto de tu cuerpo. Así que, si me lo permites, yo las podría recortar un poquito y estarías mucho mejor.

El otro accede, pero al cabo de un tiempo empieza a pensar que sería mejor que los dos tuvieran las alas de la misma medida, así que se las recorta al primero. Y al cabo de pocos años, las dos aves magníficas se han convertido en dos pollos de corralcon unas alitas minúsculas y ven que lo que los mantiene unidos es el eje de la rostisseria que los hace girar a la misma velocidad, en el mismo sentido. Han perdido su individualidad .

Reflexión: Cuando conozcáis una persona encantadora, mirad si guarda escondidas unas tijeras. La libertad da miedo, pero la no libertad nos conduce inexorablemente a estamparnos contra un muro.”

Aleste Delemur, tras una conferencia de Daniel Odier